Un tributo a May, por Eloisa Cadenas

El 9 de octubre de 1994 el ingeniero en sistemas, Timothy May (en lo sucesivo Tim May) escribió el Cypherpunk el cual incluye el Manifiesto Criptoanarquista, que destaca el derecho a la libertad y la privacidad de los usuarios agregando una herramienta tecnológica poderosa: la criptografía.

0
208
timothy may cypherpunk eloisa cadenas

¿Quién fue Timothy C. May y por qué es tan importante saber de él en el mundo de las criptomonedas?

“Berkeley, California 1992. Levanto el teléfono que suena. Mi compañero de redacción, St. Jude Milhon, grita: “¡Ya lo tengo! ¡Cypherpunk!”. T. May

La criptografía

El 9 de octubre de 1994 el ingeniero en sistemas, Timothy May (en lo sucesivo Tim May) escribió el Cypherpunk el cual incluye el Manifiesto Criptoanarquista, que destaca el derecho a la libertad y la privacidad de los usuarios agregando una herramienta tecnológica poderosa: la criptografía. 

El movimiento de los cypherpunks tuvo como objetivo fundamental hacer uso de la criptografía para hacer valer la discrecionalidad con la seguridad requerida.  

La criptografía era una herramienta con múltiples aplicaciones que actualmente siguen vigentes, por ejemplo las tarjetas de crédito, licencias o firmas y en la vida cotidiana, las cuales al día de hoy se traducen en “seguridad”.

May decía cumplir las leyes provocó una invasión a la privacidad de las personas, por esta razón, el movimiento cypherpunk buscó prescindir de dirigentes, es decir, ser un movimiento sin figura alguna. 

Una de las cosas que siempre destacaba es que, con frecuencia, los cypherpunks eran confundidos con el movimiento “punk”, sin embargo, indicaba que el enfoque era diferente puesto que el movimiento cypherpunk basaba su radicalismo en ideas libertarias. 

En los textos de May, se percibe por un lado, un “hartazgo” por el abuso de las autoridades y en contraste, su esperanza en el uso de la tecnología como una herramienta para encontrar una forma diferente de hacer las cosas sin estar sujeto al gobierno. 

Por esta razón, una de las actividades más importantes del movimiento, fue la difusión de la criptografía. 

De hecho, para comenzar a familiarizarse con la criptografía, May recomendaba inicialmente retomar a Bruce Schneier y su documento de “Criptografía Aplicada”, así como las investigaciones de Hal Finney. 

En este sentido, una de las mayores críticas que hacía a la Constitución de los Estados Unidos,  estaba en función de la ausencia de un derecho explícito a la privacidad. 

Este último aspecto resulta importante puesto que la información, la tecnología y el control de ambos, representa poder. 

Específicamente, una de sus principales molestias se asociaba con la relación existente entre el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés) y las autoridades fiscales de otros países, que en muchos casos cuentan con el respaldo de los tribunales para conocer los registros privados de las personas. 

Es por ello que May, aseveraba que la criptografía era “aterradora” para los gobiernos debido a que se les quitaba el control total para espiar y controlar a quienes desearan; de la misma forma en que lo hacían los confesionarios sacerdotales como un mecanismo en que la Iglesia pudo mantener el control sobre la población. 

En su ideal, el fortalecimiento de la criptografía tendría el objetivo de apoyar a aquellos grupos con creencias diferentes puesto creía  que en internet, siempre existirá una forma de eludir la represión y daría lugar a la libre expresión, principalmente para aquellos que difícilmente pudiesen ser escuchados. 

En aquellos años (1994), May indicó que la situación legal de las firmas digitales no se encontraba aprobada por la corte, por lo tanto, la criptografía no podría esperar algo diferente. 

Es por ello que indica que los gobiernos probablemente buscarían limitar los mecanismos de cifrado, esto a través de la restricción de redes o incluso si se considerase el uso de la criptografía como “traición”; también, podrían desarrollarse virus para rastrear los códigos para prohibir la encriptación. 

En la actualidad es frecuente que se utilice el concepto de criptoactivos o criptomonedas y esto tiene su origen precisamente en la criptografía como una característica fundamental dentro del funcionamiento en este tipo de activos. 

La criptoanarquía

El principio básico de la criptoanarquía lo describió en una frase breve: disminuir el poder del Estado. Dicho por él mismo, esta idea de anarquía criptográfica, era algo que desde 1987 se encontraba trabajando; es decir,  a través de las comunicaciones seguras, la creación del dinero digital y otros instrumentos criptográficos, sería posible cambiar el paradigma económico y social puesto que los gobiernos se enfrentarían con problemas para recaudar impuestos. 

May, también abogó por el uso del software PGP (Pretty Good Privacy) de Phil Zimmermann que circulaba gracias al entusiasmo de los cypherpunks. De acuerdo con Cyphernomicon, PGP era “la herramienta de cifrado más importante” disponible en ese momento de forma gratuita para los usuarios e incluía el código fuente completo, “habiendo difundido por sí solo métodos de clave pública en todo el mundo”. 

Tal y como describió May, su trascendencia radicó en gran medida en la facilidad para utilizar el cifrado y enviar de manera segura datos a través de internet puesto que, dicho por él mismo, no se necesitaba comprender su funcionamiento con detalle.

May declaró que la comunicación cifrada y el anonimato en línea “alterarían completamente la naturaleza de la regulación gubernamental, la capacidad de imponer impuestos y controlar las interacciones económicas y la capacidad de mantener la información en secreto”. El resultado sería nada menos que “una revolución social y económica”.

Las criptomonedas

Para quienes nos desenvolvemos dentro del ecosistema, es frecuente que se nos cuestione: “¿y qué respalda a este tipo de activos?”. Una de las respuestas se encuentra justamente en la criptografía puesto que, con los criptoactivos, tenemos un sistema cifrado que resulta muy complejo de descifrar puesto que una computadora ordinaria, tendría que buscar miles de combinaciones para poder encontrar la información contenida.

Siguiendo con los criptoactivos, estos instrumentos cuentan con dos características fundamentales: una clave pública y una clave privada. El funcionamiento general, es generar una clave pública a partir de una clave privada, pero no al revés. 

La clave pública, incluye un número aleatorio de 256 bits (2256 ceros y unos) y entre más sea el número de claves privadas, más difícil sería encontrar dicha clave privada. 

De hecho May, aseguró incluso que, para las computadoras más poderosas, sería imposible descifrar una cadena de caracteres lo suficientemente larga puesto que, el número de combinaciones, supera por mucho el número de átomos existentes en el universo (habría que considerar el potencial de las computadoras cuánticas). 

Respecto al efectivo digital, para May, uno de los principales usos de la criptografía se encontraría dentro de las empresas y las transacciones de dinero, puesto que la privacidad a partir del uso de la criptografía con el objetivo de eludir a intermediarios que tuviesen conocimiento de las transferencias realizadas. En este sentido, consideró que “en un futuro” (ahora ya establecido), los contratos contaran con firmas digitales.

Finalmente, quiero destacar que el presente artículo, es rendirle un breve homenaje a Timothy C. May quien falleció el pasado 15 de diciembre de 2018 y que, sin lugar a duda, fue una de las figuras claves en el mundo de los criptoactivos y de la tecnología contable distribuida (mejor conocida como blockchain). 

*Nota de la autora: La información aquí descrita proviene del Cyphernomicon que tuve el placer de leer.

Esta nota fue escrita por la Doctorante en Criptomonedas, Eloisa Cadenas:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here