¿Qué es el “nuevo” Petro?

¿Cómo nace algo por segunda vez?

1
302
el petro

Desde el anuncio del Petro este se ha convertido en un animal mitológico de los tiempos modernos. Este proyecto de criptodivisa fue anunciado por el “presidente” Nicolás Maduro Moros en diciembre del 2017 como una manera de “retomar la soberanía económica” de Venezuela a través de un activo digital que no puede ser controlado por la economía global, o como le dicen en Venezuela, por “factores externos desestabilizadores”.

Inicios

La criptodivisa fue presentada con bombos y platillos a través de una alocución de transmisión obligatoria en radio y televisión. En los primeros meses de 2018, cuando comenzaría la primera oferta de moneda inicial del Petro, fue firmado el Whitepaper original el cual establecía que el Petro era una criptodivisa ERC20 pegada a la blockchain de Ethereum y que existirían 100.000.000 de unidades.

Ese primer whitepaper fue publicado el día 31 de enero de 2018, pero menos de tres semanas después, Nicolás Maduro contradijo a su propio ministro de ciencia y tecnología afirmando que la blockchain sería la de NEM el día 20 de febrero, y jamás hubo ninguna mención al porqué de este cambio apenas a unos días antes del lanzamiento de la ICO del Petro.

Los récords jamás batidos

En marzo comenzó oficialmente el lanzamiento del Petro a través de su ICO, pero el procedimiento era difícil para los usuarios: la página frecuentemente se colapsaba por el tráfico, era difícil hacer una cuenta, y la información de chequeo de trasfondo, KYC, debía ser enviada a través de un correo electrónico, canal de comunicación no cifrado lo cual coloca en gran peligro la información enviada.

Pocos días después, el gobierno de Nicolás Maduro afirmó que el Petro había logrado batir récords y se posicionaba como la ICO con mayor recaudación de fondos en la historia. No obstante, es imposible engañar utilizando una blockchain pública: todos los registros estaban disponibles y era fácil darse cuenta que nadie había recibido Petros, nadie los había comprado, es decir: el gobierno estaba mintiendo y lo hacía, sin más ni menos, con una tecnología cuyo propósito es demostrar transparencia.

El Petro desapareció rápidamente luego de esto. El gobierno mencionaba el Petro esporádicamente, pero ya no era el centro del escenario del gobierno, ahora ocupaba un lugar de extra en el discurso, mientras que los protagonistas eran la “desestabilización”, la “derecha apátrida” y más recientemente un intento de magnicidio, cosas comunes en un país estable.

No fue sino hasta el 20 de agosto de 2018 que el gobierno volvió a colocar al Petro enfrente del escenario a través de nuevas medidas económicas que creaban un nuevo triángulo para la economía cambiaria de Venezuela donde 1 petro es igual a 60 dólares y cada dólar es igual a 60 bolívares y 3600 bolívares son 1 petro.

Los precios “acordados” como dice el gobierno, fueron ajustados a petros y a través de documentos oficiales se veía la relación entre bolívares y petros por cada artículo, pero más allá de eso, el Petro seguía siendo puro papel, o pan y circo como suelen decir en Venezuela.

Renace el Petro

Entra el 1 de octubre del 2018, y en un quiebre de las tradiciones venezolanas de dar las noticias económicas los viernes, Nicolás Maduro decidió anunciar la verdadera, la de veras, de veras salida del Petro a los mercados y para su adquisición por parte de los venezolanos.

Acá es cuando comienzan las preguntas, y empezaremos colocan los puntos claves por separado de cada uno de los anuncios relevantes sobre el petro que hizo Nicolás Maduro.

¿Qué anunció Maduro?

Nicolás Maduro anunció la reestructuración del Petro como una moneda de libre circulación en Venezuela y canjeable por cualquier criptodivisa o divisa convertible (así es como llaman en Cuba y Venezuela a las divisas que pueden ser canjeadas libremente, es decir, el Bolívar y el Peso Cubano no son esto). Además, toda persona podrá realizar compraventa de inmuebles y otros bienes utilizando petro, cosa que el gobierno “promoverá”.

No es todo, el gobierno aseguró, y también sale constatado en el Whitepaper, que se podrán adquirir “commodities” o productos de la cesta minera venezolana a través de Petros.

¿Pero hasta qué punto de verdad la gente comprará Petros? Nicolás Maduro anunció que a partir del 5 de noviembre los venezolanos podrán “adquirir un certificado de ahorro en Petros”. Lo que significa que los venezolanos no comprarán una criptomoneda, sino un papel que certifica la posesión de una criptomoneda.

¿Qué cambió?

A diferencia de la primera oferta del Petro, esta cuenta con su propia blockchain, un cliente de monedero para Windows y para Linux, y un explorador de bloques. Brevemente se explicará qué significa cada una de estas nuevas características.

Su propia Blockchain

Petro ya no está unida a la blockchain de NEM ni la de Ethereum, y cuenta con su propia blockchain. ¿Qué tecnología está detrás del Petro? Según el entusiasta de criptos “@phenobarbital” el Petro utiliza una versión de X11, el mismo código utilizado en Dash. No sólo el funcionamiento de la moneda fue copiado de Dash, sino también el código del monedero, tanto así que en las opciones avanzadas del monedero hay un enlace a Binance, a pesar de que Binance ya ha informado que no agregaría al Petro a su plataforma.

No obstante, al intentar dar uso al cliente de Windows, se descarga un archivo comprimido que sólo tiene una carpeta que dice wallet sin nada adentro. Los manuales son todos una portada que dicen “Manual de Usuario”.

El explorador de bloques es una característica clave de muchas criptomonedas ya que permite a cualquiera hallar la información pública de cualquier transacción que se realice en la blockchain, y lamentablemente no está funcional a un día después de los anuncios y no puede ser vista por nadie.

Protocolo de Validación

El protocolo de validación o consenso es una característica de los proyectos de criptodivisa que permiten a la red llegar a un acuerdo a la hora de validar transacciones. Existen muchas variantes de los protocolos, pero básicamente existen dos tipos: Prueba de Trabajo y Prueba de Participación.

Una criptodivisa con prueba de trabajo como protocolo de consenso o validación realiza minería. La minería es la resolución de complejos problemas matemáticos donde grupos de mineros compiten para dar con la respuesta primero y tener el beneficio de escribir las transacciones en un bloque de la cadena y obtener la recompensa en nuevas criptomonedas de la red donde están minando.

Vea también: ¿Qué es Proof of Work? – Entendiendo la minería en blockchain

Una criptodivisa con prueba de participación, como la llama el whitepaper del Petro: prueba de tenencia, es una criptodivisa donde no hay que realizar minería, sino que grupos de personas son elegidas de manera aleatoria para ser los validadores de las transacciones, ahorrando así la competencia y el gran gasto de energía que existe en la prueba de trabajo.

Estos grupos son llamados masternodes, y para ser elegido masternode deberás poseer una gran cantidad de la criptodivisa. La tenencia de tantas criptos asegura tu imparcialidad y tu buena fe debido a que si un nodo llegase a validar transacciones falsas, el precio de la moneda podría verse perjudicado y caer drásticamente, poniendo en peligro la inversión inicial.

Vea también: ¿Qué es Proof of Stake? – Entendiendo la minería en blockchain

El concepto de staking es propio de las criptos con prueba de participación y se basa en recompensar a los usuarios que tengan una cierta cantidad de criptos con un porcentaje de su tenencia.

El Petro utiliza ambos protocolos, tanto de prueba de trabajo como de prueba de participación, no obstante, no es claro de quiénes están minando el Petro, dónde adquirir el cliente de minería del Petro ni cuántos Petros hacen falta para ser un nodo en la red, además también de que no hay manera de encontrar el cliente para ser un nodo en la red.

También la criptomoneda tiene la característica del staking para poder obtener dividendos a partir de la tenencia de cierta cantidad de petros por un tiempo determinado.

Mercados internacionales

Nicolás Maduro anunció el día de ayer que hoy Petro sería añadido a 6 exchanges internacionales “de las más importantes del mundo”.

No obstante, no existe información alguna sobre algún exchange que vaya a aceptar y agregar al Petro a su cartera de ofertas, y se pone en gran duda que esto ocurra considerando que el uso de Petro por parte de ciudadanos estadounidenses o personas que se encuentren en Estados Unidos está penado por la ley debido a sanciones impuestas por el presidente Donald Trump a inicios de marzo de 2018.

Conclusión

Así como el gobierno había afirmado haberse reunido con figuras de NEM personalmente para discutir sobre Petro y esto resultó ser mentira; así como el gobierno afirmó haber recaudado miles de millones de dólares en la pre-venta de Petros y resultó ser mentira, y así como el gobierno afirmó que los venezolanos tendrían total acceso a Petro pero lo que comprarán serán certificados de ahorro en Petros, todo apunta que así como apareció ruidoso y rimbombante en febrero y marzo, el Petro volverá a pasar a segundo plano en poco tiempo.

Para leer el whitepaper del Petro, click aquí

1 COMENTARIO

Leave a Reply to ONeZetty Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here