Blockchain más allá de las criptomonedas

¿Te has preguntado para qué sirve la blockchain más alla de solo criptomonedas?

0
183
Tom Lee de Wallstreet predice salida de capital de criptomonedas por pago de impuestos, blockchain

Cuando hablamos de blockchain, pensamos en bitcoin, o de forma más amplia en criptomonedas. El uso más conocido y desarrollado de esta tecnología sigue siendo el movimiento de dinero de forma eficiente a través de la red, pero hay un interés creciente por su aplicación en otros campos, así que en este post vamos a explorar el universo de blockchain más allá de las criptomonedas.

Fuente: https://andyandersonblog.com/2017/09/23/weekly-cartoon-the-blockchain/

¿Cómo funciona?

En el post anterior hablamos de blockchain como solución al problema del doble gasto en sistemas basados en el efectivo digital y sin autoridades centrales, y lo definimos de esta forma:

La solución se basa en una red distribuida. Cualquier máquina puede conectarse a la red, tener una copia del registro de transacciones y procesar nuevas transacciones. Luego la información agregada es compartida por la red y así todas las máquinas mantienen un registro actualizado de transacciones.

En ese momento asumimos que esas transacciones se refieren sólo a monedas que pasan de una cuenta a otra. Sin embargo, también pueden contener otros tipos de información digital.

Aunque bitcoin fue diseñado específicamente para transmitir dinero, su creador incluyó en el primer bloque un mensaje escondido acerca del rescate financiero para la banca tras la crisis de 2008 (puedes ver más sobre esto aquí), con lo cual quedó demostrado desde el primer momento que esta tecnología podía tener otras capacidades.

¿Existen proyectos que aprovechen esta capacidad?

Con el paso del tiempo, comenzaron a aparecer proyectos que exploraban estas capacidades. El primero de ellos fue Namecoin, que es un sistema de registro de nombres de dominio para páginas web (DNS) basado en blockchain.

Uno de los proyectos más completos en la actualidad es el de Ethereum, que funciona como una súper computadora virtual. En otras palabras, las transacciones de esta red pueden contener programas informáticos que se ejecutan en todas las máquinas conectadas, y cuyos resultados quedan registrados en la cadena de bloques.

Estos programas pueden tomar diferentes formas, las más conocidas son:

  • Contratos inteligentes: Son transacciones que están condicionadas a la ocurrencia de un evento (por ejemplo, si contratas un servicio, puedes enviar el dinero al contrato, y el contrato lo envía automáticamente a tu proveedor cuando recibas el servicio, o te lo reembolsa si no lo recibes).
  • Organizaciones autónomas: Son contratos entre grupos de personas con intereses comunes, en los cuales se pueden definir inicialmente los parámetros para la toma de decisiones. Por ejemplo, puede programarse una organización en la cual 5 personas emprenden un proyecto, y cada decisión debe ser aprobada por un mínimo de 3 para que pueda ejecutarse. Esta condición queda en el software, y al conseguir la aprobación de 3 personas automáticamente se ejecuta la propuesta.
  • Tokens: Ethereum contiene su propia moneda (el ether o ETH), pero permite además el lanzamiento de nuevas monedas que funcionan dentro de la red. Esta es una herramienta utilizada por algunos desarrolladores para impulsar sus proyectos, y son un soporte para las ICO’s (initial coin offerings), que son ofertas de tokens que tienen la finalidad de financiar el desarrollo de un proyecto. Las ICO’s han sido un tema de debate en los últimos meses porque no siempre han sido utilizadas de forma ética, pero aún así es una opción interesante.
  • Coleccionables: Son tokens que se crean para activos no intercambiables. Un token regular (como los del apartado anterior) funciona como una moneda, en la cual todas las unidades son idénticas, mientras que en esta categoría cada token es único, lo que los hace óptimos para representar diferentes objetos (como bienes raíces, mapas genéticos, gatos digitales o incluso memes).

Como vemos, Ethereum es una materia prima digital, debido a que su estructura sirve como base para el desarrollo de otros productos digitales (si tienes curiosidad, en este libro hay una extensa explicación al respecto).

Aunque Ethereum es el más conocido, existen otros proyectos que funcionan de forma similar, ofreciendo recursos o productos a través de blockchain. Algunos de los que me parecen interesantes son Sia (un sistema para compartir almacenamiento en disco, o un Dropbox sobre blockchain) y Golem(un sistema para compartir capacidad de procesamiento para generación de imágenes 3D). El primero tiene su propia blockchain, y el segundo funciona sobre Ethereum.

¿Cuáles son las ventajas de blockchain para estas aplicaciones?

En primer lugar la descentralización. Para cierto tipo de aplicaciones, tener una autoridad central es un problema. Entre otros temas, el mal uso de datos personales, la censura o la restricción de las libertades económicas pueden evitarse al prescindir de autoridades centrales, ya que no hay un punto único al cual atacar.

Por otra parte, la transparencia. Blockchain es un sistema fácilmente auditable. Esto es muy importante en operaciones de recolección y distribución de fondos, y tiene una gran aplicación potencial para el desarrollo de sistemas de identidad digital.

Adicionalmente, las redes blockchain son muy fiables, ya que son capaces de soportar la caída o desconexión de diferentes elementos de la red sin que eso afecte su funcionamiento.

¿Entonces blockchain va a sustituir a todas las plataformas actuales?

Blockchain es una propuesta tecnológica que tiene ventajas muy importantes para cierto tipo de aplicaciones, especialmente aquellas en las que la descentralización, la transparencia y la fiabilidad son vitales. A cambio, es una solución que suele ser más costosa y compleja.

Por lo tanto, a la hora de emprender un proyecto es necesario analizar si estos factores son claves, en otras palabras, si las necesidades del proyecto coinciden con las ventajas que ofrece blockchain.

Este artículo es de la autoría de nuestro autor invitado Rafael Ochoa, de Venezuela. Puedes seguirlo a través de su sitio de Medium: @ochoacabrilesEntrada original.

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas por los autores invitados de El Criptógrafo son de entera responsabilidad de estos y no necesariamente reflejan las opiniones o la línea editorial del sitio. ¿Estás interesado en escribir artículos como autor invitado? Entonces envía un correo a redaccion@elcriptografo.com con tu artículo propuesta y nosotros te daremos el paso a paso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here