En 2018, los bancos centrales comenzarán a tener reservas de dinero en criptomonedas, así como hacen hoy en día con el oro y divisas extranjeras, según el CEO de Blockchain.info, Peter Smith.

Durante una breve entrevista a la cadena de noticias CNBC, en el segmento Coin Rush, Smith dice prever que en el año que viene se verán los primeros casos de incorporación de las criptomonedas a las instituciones financieras tradicionales, agregando:

“Creo que este año [que viene] será el primero en el que veremos bancos centrales que comenzarán a tener divisas digitales como parte de sus saldos bancarios.”

Con el rápido incremento del precio del Bitcoin este año, desde casi USD 1.000 hasta casi USD 20.000 esta semana, ha atraído la atención de los bancos, gobiernos, y agencias reguladoras en todo el globo. En algunos mercados, los bancos han adoptado posiciones que van desde la adopción hasta el rechazo total hacia las criptomonedas.

Por ejemplo, el Banco Shinhan, de Corea del Sur, anunció que se convertiría en el primer banco en ofrecer a sus clientes monederos y servicios de almacenamiento de Bitcoin, mientras que el gobernador del Banco Central de Dinamarca describió al Bitcoin como algo “peligroso” y le advirtió a la ciudadanía que se alejen de la criptomoneda.

Para estar más acorde con los nuevos tiempos, dice Smith, es posible que los Bancos Centrales comiencen a emitir sus propias monedas o activos digitales “o al final de este año [que viene] o a principios del próximo año [2019].” Gobiernos como el de Rusia ya han empezado a considerar el uso de una criptomoneda nacional, mientras que Dubai ya lo ha decidido; la de Venezuela ya tiene nombre y en Uruguay se está realizando un proyecto piloto para crear una versión Blockchain del Peso Uruguayo.

Durante la entrevista, al ser preguntado sobre la posibilidad de que ocurra un “gran ataque cibernético” en el mundo de las criptomonedas en el futuro, Smith dijo que ya que el último había sido hace casi cinco meses, para el ecosistema “ya va siendo hora de otro ataque en un mes o dos.” Hablando sobre su propia compañía, comentó a la CNBC:

“Hemos sido uno de los principales objetivos [de ataques] por un largo tiempo; te mantiene ocupado.”