Hace unos días el presidente de Venezuela, Nicolas Maduro Moros, anunció la creación de una criptomoneda nacional. Bajo el nombre de “El Petro”, la inesperada criptomoneda estaría respaldada por el valor del petróleo, reservas de gas y metales y piedras preciosas del país.

No obstante, el anuncio causó suspicacia por parte de muchos expertos y economistas venezolanos, quienes aseguran que la criptomoneda no es más que una manera del gobierno de blanquear capitales y evadir sanciones del gobierno de Estados Unidos.

Aunque no hay mucha información al respecto de la criptomoneda ni cómo o cuándo estará disponible, el día de hoy, el diputado de la controvertida Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Carlos Vargas, comentó durante una entrevista para el programa “Cara a Cara” de el medio de televisión estatal Venezolana de Televisión, detalles sobre cómo operará la criptomoneda en Venezuela.

Según informó el reportero Salvador Benasayag en Twitter, Vargas dijo que “vamos a legalizar la minería de todas las criptomonedas en Venezuela” y que “El Petro no será sólo para transacciones internacionales, servirá de reserva de valor para los venezolanos que compren.”

El constituyentista prosiguió y comentó que la criptomoneda tomaría un valor a partir de un volumen determinado de crudo, sea en galones, barriles o litros, además de que aseguró que El Petro podrá ser cambiado por otras criptomonedas, monedas y bienes en cualquier parte del mundo.

“La idea es que puedan intercambiarse todas las criptomonedas en el exchanger venezolano (…) Los venezolanos vamos a aprender a usar billeteras digitales. Los comercios van a incorporar incentivos fiscales. Ya hay importadores que están dispuestos a recibir criptomonedas.”

Aseguró también, aunque un tanto contradictorio para este redactor, que, a pesar de que El Petro tendrá su valor a partir del petróleo y la actividad minera de diamantes y metales preciosos de Venezuela, su precio estará marcado “por la oferta y demanda” y definió a El Petro no como una criptomoneda sino como un criptoactivo y que será “finito”.