Pan Gongsheng, gobernador adjunto del Banco Popular Chino, contó al medio Sina en una entrevista que cree que el Bitcoin caerá a largo plazo.

“Tal como Keynes nos enseñó, ‘el mercado puede mantenerse irracional por más tiempo de lo que puedes mantenerte solvente.’ Sólo queda una cosa por hacer: sentarse cerca del riachuelo y ver cómo el Bitcoin pasa un día.”

Luego enfatizó que el Banco Popular Chino y las autoridades locales habían tomado la decisión correcta de suspender el comercio de las criptomonedas, a lo que añadió:

“Si no hubiésemos cerrado los mercados de Bitcoin y atacado a las ICOs hace meses, si China todavía fuese responsable de más del 80% del comercio de Bitcoin y recaudación de ICOs (…) ¿Qué ocurriría hoy? Pensar en esto me asusta.”

La cifra expuesta por Gongsheng es exagerada, debido a que muchos de los mercados de China no cobraban tarifas, lo que significa que comerciar era gratis. El problema con esto, es que las plataformas sin tarifas son más vulnerables a los ataques de los bots, los cuales inflan en volumen de comercio.

Cuando en diciembre de 2016, el Banco Popular Chino exigió a las plataformas de comercio que eliminasen el comercio sin tarifas, de manera casi inmediata, esa cifra del 90% cayó hasta el 7 por ciento.

Además, si China de verdad hubiese controlado tanta cuota de mercado del Bitcoin, el precio hubiese sufrido aun más; no obstante, hoy el Bitcoin supera los USD 11.000, a comparación de los USD 5.000 que valía cuando China decidió prohibir el comercio de Bitcoin.