El co-fundador de Ethereum, Vitalik Buterin, presentó el día de ayer el plan a futuro de la plataforma de Blockchain de Ethereum, durante una conferencia en China Taipei (Taiwán); comentó sobre los problemas a los que se enfrenta Ethereum, sugiriendo qué podría venir para el futuro de Ethereum, dando más detalles específicos.

Las palabras de Buterin comenzaron con un comentario sagaz respecto a lo que muchos han llamado el “sucesor de Ethereum”, haciendo referencia a las muchas tecnologías que han sido creadas y las cuales afirman ser los sucesores de Ethereum.

“El sucesor de Ethereum es Ethereum, el Ethereum de China es Ethereum, el Ethereum de Taiwán es Ethereum… 2.0.”

Grandes desafíos

Buterin prosiguió y comenzo a describir las cuatro áreas donde ve una necesidad de mejora en la plataforma actual de Ethereum. Estas eran privacidad, seguridad en consenso, seguridad de contratos inteligentes y escalabilidad.

Para las primeras tres, el co-fundador de Ethereum tiene una solución que se encuentra en desarrollo. En el área de la privacidad, el hard fork Byzantium creó la posibilidad de usar el protocolo zk-SNARK, una solución que Vitalik ve más viable a largo plazo. En cuanto a la seguridad en consenso, una de los proyectos en desarrollo, cuyo nombre es “Casper,” parece ser la solución ideal para traer las mejoras deseadas.

Por último, y no menos importante, están Viper y la verificación formal, para la seguridad de los contratos inteligentes.

No obstante, los problemas en la escalibilidad son importante. Vitalik explicó que la descentralización, la escalabilidad, y la seguridad son la trifecta de la complejidad que podría presentar un gran desafío en el futuro. Aunque para ellos resulta relativamente sencillo tener dos de estas tres en el sistema, el problema surgen al intentar tener a las tres funcionando al mismo tiempo.

Según Buterin, la escalabilidad en Ethereum necesita ser de miles de transacciones por segundo, ser sólo en cadena, y no necesitar supernodos. En otras palabras, debe poder lidiar con estos tres problemas. La solución, según Vitalik, es el sharding, lo cual permitiría cambios en los protocolos en cadenas yuxtapuestas manteniendo la cadena principal intacta.

El cambio del protocolo Proof of Work a Proof of Stake será un requerimiento, y Buterin indicó que habrá un periodo de entre tres a cinco años para estos cambios, aunque cree que los grandes cambios podrían llegar aun más pronto.