Hélder Rosalino, gobernador del Banco Central de Portugal, el Banco de Portugal, habló con el medio ECO de Portugal sobre el Bitcoin, criptomonedas, tecnología Blockchain y demás temas relacionados con tecnologías financieras. Para Rosalino, es importante que la gente sepa que “una criptomoneda no es una moneda” para el Banco Central de Portugal.

Para la máxima autoridad del Banco de Portugal, una moneda necesita tener valor que la respalde y la capacidad de poder ser usada como crédito. Según Rosalino, cuando un Banco Central emite una moneda, está creando una deuda para su balance general la cual debe ser pagada.

Rosalino declaró:

“Para ser clasificada como una divisa, debe tener dos características fundamentales: La primera es que tenga un valor que la respalda, luego debe haber la posibilidad de crédito en esa divisa. Cuando un Banco Central crea una moneda, crea una deuda en su balance general que debe ser pagada. Si, un día, todo el mundo entregase la moneda a los bancos, entonces el Banco Central tendría que pagar, y esa deuda sería eliminada.”

No obstante, Rosalino ve mucho potencial en la tecnología de Blockchain. Añadió que una como una criptomoneda no es emitida por un Banco Central, ni regulada por entidad financiera alguna, no tiene la capacidad de ser usada como crédito.

De este modo, Rosalino concluye con que una criptomoneda no es una moneda en sí, pero reconoce que tiene gran potencial para cambiar la forma en la que manejamos dinero.

Rosalino dijo:

“[Una criptomoneda] es una convención, una herramienta computarizada con una base tecnológica muy poderosa, una red fantástica, la Blockchain, la cual permite pagos sin intermediarios. Me permite, a través de una moneda virtual, realizar transacciones entre pares sin necesidad de un bróker fuera del sistema financiero. Pero no es una moneda, así que vemos a las criptomonedas con precaución porque, aun reconociendo el potencial que poseen, existen muchos riesgos.”

Publicidad

Al ser consultado respecto a los riesgos asociados con las criptomonedas, Hélder Rosalino señaló que se trata de la “especulación” que existe en los mercados. Afirma que como las criptomonedas como el Bitcoin son generadas a través de la minería, y su cantidad es limitada, la demanda aumenta y la especulación también.

El aumento en la demanda conlleva un segundo problema, la volatilidad. Según Rosalino, la volatilidad asociada con las criptomonedas es muy alta, y que es el deber del Banco Central enseñar y proteger a los consumidores.