El antiguo vicepresidente de la firma de inversión Goldman Sachs, Matthew Goetz, cree que invertir en Bitcoin es comparable con invertir en compañías de internet a principios de la década de los 90: es claro que esta tecnología es revolucionaria, pero es imposible saber si el Bitcoin tendrá su posición usurpada por otra criptomoneda más adelante, incluso por una que ni siquiera ha sido creada hoy en día.

Goetz, quien cofundó la empresa de inversión de criptomonedas, BlockTower Capital a principios de año, comparó el estado actual de las criptomonedas con el boom del internet durante la década de los 90. Incluso en aquella época, un grupo selecto de inversore previeron que el internet sería el inicio de la revolución digital, pero era casi imposible poder identificar cuáles empresas eran las ideales para invertir.

Goetz declaró a Business Insider:

“Podrías tener la razón respecto a la tesis de que las criptomonedas son transformadoras y que podrías tomar lo que sería la opción ideal en ese momento, pero recuerda que durante un tiempo tuviste ‘Yahoo!’ y luego apareció algo llamado ‘Google’.”

Del mismo modo, pocos hubiesen logrado prever en 1994 que Amazon crecería de manera tan dramática en las siguientes dos décadas. Inclusive, los usuarios de Archie, el primer motor de búsqueda de la internet, nunca hubiesen imaginado el papel central que juega en la vida cotidiana un motor de búsqueda y su casa matriz.

Publicidad

Goetz dice que este fenómeno no sólo ocurre en la internet y que hay otros ejemplos a lo largo de la historia.

“Si ves a otras industrias a través de la historia, hay la posibilidad de que el primero en entrar a la competencia no significa que sea el que va a sacar mayor provecho.”

Añadió que el Bitcoin tiene una gran ventaja por ser la primera criptomoneda, la cual lo protegerá en contra de otros potencial competidores quienes presentan característica similares o marginalmente mejor que aquellas que ya ofrece el Bitcoin. Específicamente, señala que la consolidación, estabilidad y apoyo por parte de los desarrolladores cómo las ventajas que lo protegen en contra de las otras criptomonedas que quieren hacerle competencia:

“Es algo como Facebook. Si alguien crea un nuevo Facebook que tenga características ligeramente mejores, digamos 10% mejores. Eso estará bien, pero los efectos en las redes son fuertes. Entonces esto no acabaría con Facebook.”