La agencia de prensa oficial de China ha emitido un comunicado acusando a las monedas virtuales de ser herramientas utilizadas por los criminales del mundo para evadir la persecusión de los gobiernos. La agencia sostiene que los reguladores deben tomar una posición más firme en contra del uso de las criptomonedas para prevenir los crímenes, aunque algunas de las medidas propuestas sugieren una posible licencia para los mercados de Bitcoin.

Según fue informado por el servicio de noticias regional, cnLedger, la Agencia de Noticias Xinhua publicó un comunicado en el cual pide a los reguladores que tengan “tolerancia cero” con los crímenes relacionados con criptomonedas. Xinhua, la agencia de prensa oficial gubernamental, cuyo presidente tiene un puesto en el Comité Central del Partido Comunista Chino, añadió que las autoridades deben actuar con “mano dura,” según una traducción de sus palabras.

Tolerancia Cero

Y es que los reguladores de China emitieron una prohibición hacia las ofertas iniciales de monedas (o mejor conocidas como ICOs), volviendo a la actividad completamente ilegal dentro de China. Continuando con estas medidas, las autoridades forzaron a que las plataformas locales de comercio de criptomonedas a que cerrasen “de manera voluntaria”. Algunas de estas, incluyendo BTCC – anteriormente el mercado de Bitcoin más antiguo del mundo – ya había decidido cerrar, mientras que un grupo selecto de mercados se le fue permitido continuar operando hasta el final de octubre.

Licencias

No obstante, tomando en cuenta que muchos usuarios de criptomonedas circunvalarán estas medidas al usar plataformas de comercio extranjeras de países como Japón, Corea del Sur, etc… la agencia Xinhua dice que “los vacíos en la regulación” serán un punto de interés para el gobierno:

“Todavía hay muchos vacíos en la regulación dentro del campo de las monedas virtuales, los cuales requieren que los gobiernos y los bancos centrales presten mucha atención.”

Publicidad

Xinhua añade una exigencia para que hayan medidas más firmes y enfocadas para las plataformas, incluyendo licencias, registros, políticas estrictas anti-lavado de dinero y límites a las transacciones. Estas políticas dejarían la puerta abierta para la aplicación de un posible programa de licencias que permitiría un espacio para las regulaciones, aunque esto implique que estaría completamente vigilado por el gobierno. No obstante, el medio cnLedger agregó que esta licencia no se vería en el corto plazo.