Un asesor del Banco Central de China declaró que apoya las medidas recientes tomadas por el gobierno respecto a las ofertas iniciales de monedas (ICO)

Según reportamos con anterioridad, el Banco Popular Chino y otras autoridades reguladores en el país decidieron restringir las actividades de cualquier compañía que utilice este método de financiamiento. Las ICOs son utilizadas para emitir monedas digitales a través de una Blockchain para poder recolectar fondos y crear una red de trabajo para dicho proyecto.

Luego de anunciar la prohibición, China declaró ilegal este método de financiamiento, desencadenando así el cierre de distintas plataformas e iniciativas. También se les impuso reembolsar cualquier dinero invertido a los inversores. Según declara Sheng Songchen, consejero del Banco Popular Chino y profesor adjunto de economía y finanza en la China Europe International Business School, el gobierno chino tomó la decisión correcta.

Songcheng argumentó en un artículo redactado para el diario Caixin que las medidas fueron necesarias para poder inhibir el “caos” causado por un modelo financiero sin regulación.

Escribió:

“Estoy totalmente de acuerdo con la medida de prohibir las ICOs en China, y las exigencias de devolverle los fondos a los inversores. En mi opinión, estas acciones están dirigidas a prevenir riesgos y proteger los intereses de los inversores mientras también presentan una oportunidad para regular el comercio de las monedas virtuales. Aun así, es importante que China continúe alentando la dirección del desarrollo de la tecnología de Blockchain.”

Songcheng dijo que exigir los reembolsos fue “justo” para la protección del inversor y el consumidor. También sugirió que los reguladores de China podría implementar nuevos lineamientos para este modelo de financiamiento para que “todos sigan las nuevas reglas del juego.”

Él también pidió que se aplicasen reglas más estrictas sobre el comercio de Bitcoin, aunque también reconoció que el Bitcoin es “un activo globalizado, así es que es difícil prohibirlo completamente.” En vez de esto, los reguladores deberían tratar de controlar el uso del mismo para evitar el lavado de dinero.

Por último, el consejero del Banco Popular Chino escribió que “la tecnología de Blockchain en sí misma se merece ser alentada” por los reguladores, destacando el trabajo de compañías como Alibaba en esta área como ejemplo que el gobierno debería promover.

“Con el caos de las ICOs remediado, la comunidad de Blockchain podrá atraer más importancia a sí misma al identificar herramientas para solucionar problemas existentes, y la tecnología de Blockchain tendrá un desarrollo más prudente,” concluyó.