Los bancos en Japón están considerando crear una moneda digital llamada J-Coin, la cual tendrá como función eliminar el uso del efectivo como una opción de pago. La noticia se supo a través de un artículo que indicaba que estaban puestos en marcha los planes para la creación de esta moneda con el visto bueno de las autoridades financiera de la nación. La moneda entraría en uso antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Recientemente, Japón se convirtió una vez más en el mayor mercado de Bitcoin en el mundo con una cuota de mercado del 50,75% del total de volumen global.

No obstante, en Japón se usa mucho el efectivo. Se estima que el 70% de la economía funciona con dinero en efectivo, una cifra que supera por mucho la de otras naciones desarrolladas, donde los pagos a través de medios digitales han tomado el lugar del efectivo. Estas transacciones de efectivo son más costosas de sostener en el mundo financiero que las transacciones completamente digitales.

¿Y el Yen?

El J-Coin funcionará a la par con el Yen japonés, no reemplazará a la moneda. La moneda digital será cotizada con el mismo valor que el Yen. El servicio de uso de esta moneda será ofrecido de manera gratuita, no obstante, servirá como un medio para rastrear mejor las transacciones de las personas.

Publicidad

Es probable que la moneda comience a funcionar a finales del año 2018, de todas maneras, esto no está claro ya que la infraestructura para este sistema no ha sido explicada. Podría usar tecnología Blockchain como base, pero no hay nada especificado todavía. Información del Banco Central de Japón indican que no considera que la tecnología Blockchain sea lo suficientemente “madura” para manejar las transacciones.

Esta iniciativa es similar a la de muchos otros bancos centrales del mundo los cuales han demostrado tener un gran interés en Blockchain. Recientemente, el Banco Central del Uruguay dejó a conocer su intención de crear una moneda digital propia para realizar pruebas y aprender más sobre esta tecnología.