Continuando su emprendimiento en Asia, la empresa fintech de pagos en Blockchain, Ripple, ha anunciado la inauguración de una nueva oficina en Singapur.

La compañía de San Francisco ha abierto una nueva ubicación en Singapur, uno de los centros de comercio más grandes del mundo. Esta nueva se abre semanas después de que la empresa inaugurase también otra oficina en la India, nación que es la mayor recibidora de remesas.

Ripple continúa con su objetivo de llegar a los bancos del mundo con su opción de pagos casi instantáneos a través de Blockchain y envíos de remesas virtualmente sin costo. Al elegir a Singapur como base de operaciones, Ripple entra a un país el cual es visto como el punto de entrada al comercio y turismo en Asia. En Singapur se mueven anualmente 550 mil millones de dólares, una cifra que algunos proyectan que seguirá creciendo en los próximos años.

El Director de Ripple Asia Pacific, Dilip Rao comentó:

“Singapur está líder en cuanto a canalización del intercambio de dinero, remesas y sistemas de pagos… Nuestra nueva oficina podrá apoyar esta ambición y colocarnos más cerca de nuestra clientela en la región del Asia-Pacífico, permitiendo a los bancos, proveedores de pagos y empresas realizar pagos instantáneos hacia y fuera del país utilizando Blockchain.”

Ripple desarrolló el Ripple Consensus Ledger (RCL), una Blockchain pública de uso empresarial diseñada específicamente para que bancos e instituciones financieras permitan pagos transfronterizos en 2012. La ficha de Ripple, XRP, es la que hace funcionar la Blockchain RCL y actualmente tiene una capitalización de mercado de USD 7 mil millones.

Publicidad

Singapur por otro lado es visto como una de las centrales de FinTech del mundo debido a las regulaciones favorables y agendas que permiten la innovación dentro del país. A principios de año, la Autoridad Monetaria de Singapur, el Banco Central de la nación, emitió fichas digitales del dólar de Singapur en una Blockchain privada de Ethereum. Esta iniciativa del Banco Central es unas de las primeras instancias de una moneda digital emitida por un banco central.

En mayo de este año, el proveedor de electricidad y gas del país comenzó un proyecto para desarrollar una herramienta de Blokchain comercial, mencionando que la tecnología tiene la capacidad de “transformar” el sector energético.