La Comisión Europea se está preparando para proponer nuevas penas para cibercrímenes relacionados con criptomonedas.

En una nota publicada ayer, la rama ejecutiva de la Unión Europea demostró su intención de introducir una nueva directiva enfocada en crímenes digitales, mencionando los ataque recientes de ransomware en la región y fuera de esta. Parte del plan involucraría la creación de una agencia de ciberseguridad europea para liderar los esfuerzos.

En la propuesta está incluido un plan para aplicar penas mayores a aquellos involucrados en tales crímenes, incluyendo ataques ransomware.

La Comisión declaró:

“La directiva propuesta reforzará la habilidad de las autoridades que aplican la ley para enfrentar este tipo de crimen al expandir el alcance de las ofensas relacionadas con sistemas de información hasta todas las transacciones de pagos, incluyendo transacciones realizadas a través de monedas virtuales.”

La Unión Europea en el pasado ha intentado aplicar medidas para regular las acciones y actividades relacionadas con las criptomonedas y la tecnología Blockchain dentro de los países del bloque político. Además de que la Comisión ha aprobado financiamiento para proyectos relacionados con Blockchain en la región.

Además, documentos demuestran que habrán posibles cambios a la regulación europea relacionados con las criptomonedas para que se extiendan más allá de crímenes de ransomware. En una nota aparte sobre “fraudes de pagos no realizados con efectivo” en la Unión Europea, las autoridades dijeron que los estatutos existentes no son los adecuados para poder tratar este tipo de crímenes tecnológicos.

“Las actuales reglas para la criminalización de fraudes de pagos no realizados con efectivo están en la Decisión del Concejo 2001/413/JHA, de fecha 2001,” señala el documento. “Está claro que aquellas reglas ya no reflejan las realidades de hoy en día y no abarcan los nuevos retos y desarrollos tecnológicos como las monedas virtuales y los pagos a través de teléfonos móviles.”