Luego de que la policía incautase 216 Bitcoin de un individuo que presuntamente se encontraba relacionado con actividades ilegales con la monedas digital, una corte de Corea del Sur declaró que la incautación fuese ilegal.

La corte del distrito de Suwon sentó un precedente en la nación al declarar que los Bitcoins y otras monedas digitales no son sujetas a las confiscaciones o incautaciones por autoridades policiales.

Mensaje a los reguladores

Aunque Corea del Sur es una de las naciones más progresivas respecto a la legalización del Bitcoin y su regulación, esta medida de los juzgados es un mensaje a las autoridades y agencias reguladoras del país, incluso para otras naciones del planeta.

También hay actitudes que contrastan esta decisión, como lo es la de China y sus duras medidas a lo largo del año en contra de las monedas digitales y las ICOs. Incluso se rumora que la nación podría prohibir el comercio de Bitcoin.

Publicidad

No obstante, el ejemplo de las cortes de Corea del Sur de hacer que el Bitcoin sea un bien no confiscable es algo que otras naciones podrían repetir.

“Sin valor estándar objetivo”

Según medios locales de la agencia Kyunghyan Shinmun, aparentemente la propia volatilidad del Bitcoin podría ser su resguardo, ya que la confiscación fue considera ilegítima debido a que:

“No [es] apropiado confiscar Bitcoins ya que no pueden asumir un valor estándar objetivo.”

Además, la indicación de que el Bitcoin, por su característica de moneda digital, no tiene representación física y por esto esencialmente no hay nada qué confiscar, según la corte.

Esto también sugiere que la corte ve el Bitcoin como algo que tiene un valor, pero que siempre cambia, lo cual podría significar que en el futuro se estudien posibles nuevas reglas sobre monedas digitales.

Bitcoins por pornografía

El caso de donde se dictó dicha sentencia salió de un individuo el cual era acusado de tener un sitio web ilegal de pornografía. El sitio tenía muchos miembros, pero el operador nunca reportó sobre tarifas de afiliación alguna que pudo haber o no sido recolectada en Bitcoin, o probablemente transferida desde fiat a Bitcoin.