El hashrate de Bitcoin Cash ha caído en la última semana, siendo su valor hoy en día el 5% del hashrate de Bitcoin. Como resultado de esto, la distribución de los bloques está volviéndose centralizada.

Los mineros de Bitcoin se encuentran en una posición única ya que pueden moverse sin ningún problema entre la minería de BTC y BCH y así sacar provecho de la moneda más beneficiosa. Esto ha creado grandes fluctuaciones en el hashrate de Bitcoin Cash debido al ajuste de la dificultad más menudo en la Blockchain. Cuando la red comenzó a trabajar luego del hard fork del pasado 1 de agosto, el Bitcoin era más provechoso para minar, lo que significa que los primeros mineros dBCH no lo hicieron por ganancias inmediatas.

Dos semanas después, la cotización de Bitcoin Cash comenzó a subir a medida que la dificultad en la red se ajustaba. La dificultad se redujo dramáticamente luego del ajuste, y de un día para otro, hubo una subida de hashrate en la red de Bitcoin Cash. En su mejor momento, el Bitcoin Cash era 234% más provechoso que Bitcoin, para el 22 de agosto, el hashrate de Bitcoin Cash superó el de Bitcoin durante unas horas.

No obstante, esta cantidad de hash llevó a que se consiguiesen bloques nuevos cada minuto, lo cual desencadenó otro ajuste de dificultad el cual volvió a la red menos provechosa para los mineros, y por ellos estos abandonaron otra vez la moneda. A pesar de este corto periodo de dicha, el Bitcoin se ha mantenido más beneficioso para ser minado en casi todo el mes. Hoy en día, el Bitcoin es 27% más provechoso que Bitcoin Cash, donde el hashrate se encuentra en 440 PH/s, un 5% del total del hash de Bitcoin.