La empresa de servicios financieros, UBS ha despertado el interés de seis grandes consorcios bancarios globales en su proyecto “utility settlement coin” (moneda de pago de servicios) el cual se dirige a una nueva fase de desarrollo que entrará en funciones en 2018.

Según informó el Financial Times hoy, el gigante suizo de la banca, UBS, se encuentra en conversaciones con distintos bancos centrales para la adopción de sus fichas de divisas virtuales.

El proyecto USC s desarrolló con el fin de permitirle a las instituciones financieras intercambiar valores incluyendo acciones, bonos y pagos en fichas digitales sin la necesidad de transferir dinero fiduciario. Estas fichas digitales están diseñadas para que sean convertibles en diferentes divisas fiduciarias directamente en el banco central que sea necesario. Todas las transacciones estarían registradas en una blockchain o cadena de bloques.

Hace un año, tres bancos globales se unieron al proyecto de UBS para desarrollar e introducir una ficha digital para finiquitar pagos en la industria bancaria global. BNY Mellon, Deutsche Bank y el Grupo Santander se unieron a este proyecto basado en blockchain para “mejorar dramáticamente la experiencia de pagos,” según lo describió un portavoz de BNY Mellon en aquel entonces.

Publicidad

La información hoy revela que ahora serán seis gigantes de la banca los que se unieran al grupo, estos son: Barclays, Credit Suisse, Canadian Imperial Bank of Commerce, HSBC, MUFG y State Street.

Charlas con bancos centrales

Según el director de Fintech de UBS, Hder Jaffrey, el proyecto se está moviendo a una nueva fase de desarrollo donde sus bancos miembros se encuentran en conversaciones con bancos centrales de todo el mundo para que apoyen esta iniciativa de ficha digital.

Jaffrey declaró al Financial Times:

“Hemos mantenido conversaciones con bancos centrales y reguladores y continuaremos con estas charlas durante los próximos 12 meses con el fin de poner en marcha el proyecto a finales de 2018.”

El ejecutivo de UBS también reveló detalles de una aplicación de esta divisa digital luego de su lanzamiento el próximo año. Los bancos participantes podrán usar la USC para realizar pagos entre ellos, de manera cuasi instantánea, en diferentes divisas. “Si un banco le debía a una entidad rival USD 100 millones  y el otro GBP 50 millones, ambas instituciones podrían transferir estas denominaciones casi inmediatamente a través de estas nuevas monedas,” comentó al Financial Times un portavoz.

Para los pagos en el comercio de valores, Jaffrey insiste que dichos valores deberán ser transferidos y ser accesibles a través de una Blockchain primero antes de que las USC sean introducidas para el pago de bonos y más. Esto indica una falta de compatibilidad dentro de la infraestructura existente, sugiriendo un cambio total antes de que USC entre en funciones.

Además, distintos bancos centrales han comenzado a desarrollar sus propias divisas digitales. Luego de anunciar sus planes sobre una plataforma interbancaria de pagos el año pasado, el banco central de Singapur reveló los detalles de las pruebas que realizó de su dólar digital en una blockchain de Ethereum en junio de este año. El Banco Central de China también completó las pruebas de su divisa digital en Blockchain este año.

El ejecutivo de UBS admite que las divisas digitales centralizadas podrían resultar un obstáculo a su proyecto USC. No obstante, no cree que estas monedas digitales nacionales entren en funciones hasta dentro de “muchos años” debido muchas “dudas de políticas públicas” las cuales cree que saldrán a la luz antes de que cualquier banco central emita una moneda digital nacional.