En enero del presente año, el Departamento de Policía de la Ciudad de Hainan comentó al público sobre una estafa a gran escala llevada a cabo por una compañía llamada HaiNan KuaYaOu Private Limited.”

La compañía operaba un negocio de internet que manejaba una moneda digital llamada “Asian-European Currency.”

Un fraude nada virtual

El sospechoso, Xu, registró la compañía en el Departamento de Comercio de la Ciudad de Hainan. En el proceso de registro, la compañía señala que su principal modelo de negocio involucra trabajar con monedas virtuales en línea.

Bajo el disfraz de una empresa legalmente constituida, condujeron un “esquema de volverse rico rápido” el cual funcionaba como un programa de mercadeo el cual prometía a su inversores grandes dividendos.

Falsos dividendos

Publicidad

El proceso de comercio con la falsa moneda involucraba a unirse a un “círculo interno” donde los proveedores recibían a los nuevos participantes.

Se le requería a los nuevos miembros comprar al menos 10.000 renmibis en esa moneda digital. Al realizar la compra, la cantidad se congelaba durante 250 días que es cuando se podía “comerciar y cobrar” con el “circulo externo”.

Los promotores aseguraban que la moneda incrementaba su valor cada 10 días en el “círculo interno”. El “círculo externo” era una plataforma para el comercio de esta moneda, donde su valor se incrementaba drásticamente para poder atraer a más participantes.

En el círculo interno de este esquema, el dinero que se usaba para comprar esta “moneda” era transferido a las cuentas de los “promotores”, para luego ser transferido a las cuentas personales de los ejecutivos de la compañía.

La compañía incluso llegó a organizar distintos seminarios y foros en hoteles lujosos en toda la China para convencer a la gente de invertir.

Llegaron a mentir a los potenciales inversores afirmando que pertenecían a la Comisión del Estado para la Supervisión y Administración de Bienes del Estado.

Las jornadas de mercadeo también eran realizadas a través de redes sociales de China. Una presencia casi en todas partes, promesas de grandes ganancias y una estrategia de mercadeo exitosa fueron los factores que lograron que este esquema tuviese éxito.

Los dueños arrestados

El día 24 de abril del presente año, la policía tomó acciones legales en contra de los representantes y el CEO de la compañía, Xia JianRong y Liu Lang, entre otros. Se enfrentaban a cargos de llevar a cabo un negocio de marketing multi-nivel, algo que es ilegal en China.

El día 12 de mayo, se llevaron a cabo arrestos en seis provincias: Hainan, Beijing, Jiangsu, Guangdong, Sichuan y Hubei. Se congelaron 53 cuentas bancarias relacionadas con el caos. Para el 6 de agosto de 2017, 37 sospechosos se encuentran bajo arresto.

La investigación sigue y se reveló que de los RMB 4,6 mil millones involucrados en la estafa, aproximadamente pagaron mil millones como incentivo, 2,7 mil millones fueron cobrados por los miembros, 0,3 mil millones estaban en manos de Liu y Xia mientras que 1,3 mil millones se encuentran congelados en las cuentas bancarias. Aún no se sabe el paradero del resto del dinero.