Una campaña del presidente de Rusia Vladimir Putin está recaudando USD 100 millones para lanzar una empresa de minería de Bitcoin que compita contra China.

Según informó Bloomberg el día martes,los planes se basan en la creación de algo llamado “Russian Miner Coin”.

Esta empresa tendrá su propia ICO la cual emitirá fichas de RMC a los inversores a a cambio de Bitcoin y Ethereum y es un claro, aunque repentino, esfuerzo por parte de Rusia para convertirse no en una, sino en la potencia criptominera.

“Rusia tiene el potencial de alcanzar hasta 30 % de la participación global de minería de criptomonedas en el futuro,” cita Bloomberg al jefe de la campaña, Dmitry Marinichev, encargado gubernamental para asuntos de internet.

Publicidad

Las implicaciones que traerá este plan del gobierno ruso de Putin son considerable.

El país aun no se pone de acuerdo con las regulaciones para las criptomonedas, aunque, luego de esto, la creación de una ICO del estado sugiere que el gobierno promueve la creación, circulación y uso de las mismas para negocios.

Más impresionante aún considerando que no hace mucho tiempo, en el mes de julio, una corte de San Petersburgo decidió prohibir la distribución de información relacionada con Bitcoin en público.

Se podría llegar a especular que el deseo de Rusia es el de superar a China en esta tecnología, más tomando en cuenta que los precios de la energía eléctrica en Rusia son en promedio más bajos que los de China.