Una comunidad en el poblado rural de Sudáfrica, Orania, en la Provincia Septentrional del Cabo, están listos para lanzar su propia moneda digital, según informa CNN. El pueblo, cuya población apenas alcanza los 1400 habitantes, consiste en su totalidad de personas blancas. Es una comunidad que fue creada cerca del fin del Apartheid.

A pesar de que los residentes son en su totalidad blancos, los granjeros y comerciantes no son racistas, pero creen que es “imperativo preservar la cultura Afrikáans prohibiendo la diversidad racial.” El pueblo se encuentra protegido por la constitución de Sudáfrica y en un esfuerzo por ser autosuficientes, crearon su propia moneda fiat, el ora.

El ora es acuñado por la cámara de comercio de Orania, y es distribuido a través de su banco central. A pesar de todo esto, técnicamente no es una divisa, pero sirve como tenedor de valor el cual luego es cambiado a rand sudafricano. Pierde valor luego de tres años, fue creado en 2004 y quienes lo usen obtienen descuentos dentro del pueblo.

Digitalmente rural

Para hacer del pueblo más independiente, Orania planea crear una versión virtual de su moneda, el “e-ora”. Los usuarios serán capaces de comprar e-ora a través del banco central usando una aplicación y luego las podrán usar para comercia localmente a través de sus teléfonos. Esta versión digital del ora no tendrá una fecha de expiración.

Publicidad

Además de apoyar la auto sustentabilidad de de Orania, la medida haría más eficientes las transacciones y para reducir costos de acuñación del papel moneda. También está que las tarifas al usar tarjetas de crédito pueden ser evitadas al utilizar el e-ora. Según la noticia, el e-ora podría entrar en circulación entre mediados de agosto y el año que viene.

Más que un experimento

La comunidad del pueblo está siendo asesorada por el economista Dawie Roodt, economista jefe de Efficient Group, para crear el e-ora. El galardonado economista, según CNN, dice que la oportunidad de participar en este experimento es tan emocionante que no pudo rechazarla, a pesar de la controversia que rodea al pueblo, añadiendo que “está totalmente interesado por los fines académicos”.

De ser exitoso el proyecto, Rodt espera que las monedas digitales alcancen otras comunidades. El economista añadió que Sudáfrica es el sitio perfecto para la adopción de las monedas digitales, diciendo:

“La economía se está contrayendo y el estado no es para nada eficiente. Tenemos más guardias de seguridad privados que policías en Sudáfrica, tienes que buscar protección particular porque el estado no te protegerá.”

¿Auto sustentabilidad o…?

Algunos expertos concuerdan en que el e-ora se vería beneficiado de ser adoptado por plataformas exchange de monedas digitales. Según Rik Willard, gerente de la empresa de consultas de monedas digitales Agentic Group, el valor del e-ora podría incrementar si los exchanges comienzan a aceptarlo, además de que podría financiar proyectos similares en otras comunidades a través del mundo.

No obstante, debido a la situación característica de Orania de ser una comunidad 100% blanca en África, algunos tienen inquietudes respecto a la seguridad del proyecto. Corin Faife, periodista, comentó:

“Me preocupa la seguridad en contra del hacking. Debido a la naturaleza del proyecto, es probable que atraiga la atención de grupos antirracistas.”