Aunque no todos lo vean así, el Bitcoin y las criptomonedas presentan una favorable alternativa para aquellos que sienten que deben controlar su dinero. Los medios mainstream no lo comentan así, sin tomar en cuenta cualquier tipo de agenda que estos puedan tener. No obstante, últimamente hemos visto cómo muchos países, medios y autoridades competentes han estado dándole una oportunidad a estas nuevas tecnologías.

El más reciente ejemplo de esto viene desde Alemania a través de la revista de negocios Wirtschafts Wochela cual recientemente publicó un artículo valorando muy positivamente al Bitcoin.

La revolución de las criptomonedas

Escrito por el economista Thorsten Polleit, la Revolución de las Criptomonedas es el artículo publicado en la revista. En él, Polleit habla sobre cómo la llegada de las criptomonedas detonó una revolución monetaria que podría eventualmente suplantar el dinero fiduciario o monedas nacionales.

Explica cómo el dinero fiduciario posee cuatro fallas inherentes: Inflación, distribución monetaria no igualitaria, tendencia a crear ciclos económicos inestables y la tentación de incrementar la deuda nacional.

Publicidad

Polleit destaca que las criptomonedas evitan estas fallas debido a la competición libre de mercado. Mientras ninguna moneda tenga un monopolio controlado por el estado, la demanda del consumidor favorecerá a las mejores monedas.

No obstante, hay que aclarar que no todas las criptomonedas resisten las fallas que Polleit señala que existen en las monedas fiduciarias. Muchas criptomonedas son inflacionarioas, aunque su tasa de inflación es fija y no variable. Los modelos de distribución de criptomonedas también presentan desigualdad y todavía nadie se pone de acuerdo en qué constituye un método justo de distribución de monedas. Dejando esto a un lado, las últimas dos fallas sí podrían ser evitadas al separar la política monetaria de los gobiernos nacionales.

Polleit cree que la demanda por el Bitcoin seguirá incrementando a medida que el dinero fiduciario pierde poder de compra y los gobiernos nacionales reducen o incluso eliminan las transacciones de efectivo. Prevé que el potencial subyacente en las monedas basadas en Blockchain “harán del dinero fiduciario cosa del pasado.”

A pesar de lo optimista de su mensaje, Polleit envía un mensaje de advertencia hacia los inversores interesados en las criptomonedas:

“Quien sea que las obtenga [criptomonedas] debe saber que no está invirtiendo, está especulando. A diferencia del caso de las acciones o de los bonos, no tienen una fórmula probada y reconocida [para la inversión], lo mismo aplica a materiales u obras de arte. No puedes estimar si el precio pagado está justificado respecto al ‘valor intrínseco’ de las monedas.”

Por esta razón, se inclina más hacia instrumentos financieros respaldados por bienes, como lo es el oro.

Separándose un poco de la línea pro-Bitcoin de otros analistas, Polleit alienta a los inversores a evitar participar en la especulación. Dice al respecto que el “inversor sensible” debería invertir a su vez en “grandes compañías” y tener una estrategia de largo plazo para entrar a los mercados. Explicó que aunque la revolución monetaria traiga consigo algunos sacudones, las compañías ya establecidas seguirán trayendo beneficios sin importar cuál moneda o criptomoneda utilicen para realizar sus transacciones.