Los valores de los mercados de criptomonedas estuvieron los últimos dos días cayendo dramáticamente. La mayoría de las monedas hasta el puesto 20 y más se encontraban en rojo luego de experimentar un crecimiento sostenido las últimas semanas. La última vez que esto ocurrió fue en el último fin de semana de mayo, cuando el precio del Bitcoin retrocedió nuevamente.

El último récord alcanzado por el Bitcoin fue la marca de los USD 3000. La moneda se posicionó brevemente en esta cifra entre el día martes y miércoles, pero, repentinamente, la moneda comenzó a retroceder y con ella todos los demás mercados. La capitalización de mercado de las criptomonedas oerdió hasta USD 16 mil millones, lo cual es una pena considerando que la capitalización de mercado superó los USD 100 mil millones a inicios de semana.

El Bitcoin perdió 13.7% de su valor en 24 horas llegando a retroceder hasta USD 2300. La duda que queda es si esto fue una corrección esperada del mercado o fue la respuesta de los inversionistas ante un evento desconocido.

Publicidad

Es normal que los precios se acomoden luego de un tiempo de crecimiento sostenido, normalmente la gente se pregunta por qué los precios caen y no por qué suben. Las correcciones de mercado son sanas y algo natural.

No obstante, después de tantas noticias positivas sobre el Bitcoin estos últimos días, es curioso que los precios hayan comenzado a caer luego de que el Senado de los Estados Unidos presentase el proyecto de ley 1241 (Bill 1241) el cual le da permiso a las autoridades de decomisar “fondos no declarados en monedas digitales que superen los USD 10.000 al entrar o salir de lo Estados Unidos”.

El precio del Bitcoin durante toda su vida ha sido una montaña rusa, hoy en día no hay tanta volatilidad como otrora se observaba, aun así, estos movimientos de mercado no deben ser vistos como algo negativo, siempre es buen momento para entrar a los mercados, y si los mercados están cayendo, significa que ahora la entrada es más barata.