Jens Weidmann, director del banco central de Alemania, el Bundesbank, propuso la emisión de monedas digitales por parte del banco central para competir contra el Bitcoin.

Weidmann comentó que el Bitcoin podría empeorar las futuras crisis financieras debido a su naturaleza descentralizada y la falta de un ente que regule las actividades de su red.

Aunque Weidmann reconoce el crecimiento de los mercados de criptomonedas y la industria Fintech, no tienen una visión tan optimista respecto a las características descentralizadas de las monedas digitales de no necesitar intermediarios, lo cual hace al Bitcoin y a los demás muy valiosas.

Hoy en día, no parece haber un entendimiento total de estas características. En poca medida, se podría decir que los comerciantes, expertos, analistas, inversionistas y usuarios en general entienden el concepto del Bitcoin más allá de lo que es hoy en día. Aunque este sea un concepto simple en teoría, ha supuesto un reto hacer entender al sector financiero tradicional debido a que siempre han trabajado con instrumentos financieros centralizados.

Publicidad

Es difícil pasar de un sistema financiero centralizado a uno descentralizado como el de las monedas digitales de un día para otro por lo opuestos que son ambos.

Durante un discurso reportado por Business Insider, Weidmann destacó que la emisión de monedas digitales centralizadas por parte de Bancos Centrales es un instrumento más seguro para las personas ya que un Banco Central no puede quedar insolvente. Comentó:

“Permitirle al público que resguarde sus instrumentos financieros en el banco central haría más seguro a sus activos líquidos, debido a que un banco central no puede volverse insolvente. Esta es una característica que se volverá relevante especialmente en tiempos de crisis, cuando esté el incentivo para que aquellos con dinero cambien sus depósitos bancarios a la moneda digital oficial con sólo pulsar un botón. Pero lo que supondría de una “bendición” para los ahorradores en busca de métodos de seguridad, también podría ser la perdición para los bancos, ya que no se requeriría asistir tanto a ellos.”

Sin embargo, Weidmann no dio razones del por qué la demanda por las monedas digitales había incrementado. La mayoría de los inversores que canjean y compran monedas digitales como el Bitcoin están más interesados en las redes descentralizadas de liquidaciones de pagos con las cuales procesan las transacciones, sin intermediarios y a bajos costos.

Un refugio

El resto ha invertido en el Bitcoin porque lo ven como un refugio seguro debido a que su valor y precio no dependen de la economía o rendimiento de otros sectores. Más bien, el precio del Bitcoin está afectado en gran medida por sus mercados y la demanda de parte de los inversionistas.

Técnicamente, Weidmann tiene razón en que los bancos centrales no pueden volverse insolventes o quebrar debido a que están respaldados por gobiernos. Pero, no así en cuanto a la creación de una moneda digital centralizada debido a que los inversores acuden al Bitcoin porque es un instrumento financiero alternativo y totalmente diferente del sistema financiero actual.

Además, Weidmann destacó el problema sobre la liquidez lo cual podría ser un problema para el Bitcoin en el futuro. La mayoría de los mercados globales han regulado ya el uso del Bitcoin en distintas regiones incluyendo a Singapur, Hong Kong, Japón, Corea del Sur, Australia y las Filipinas. En todos estos territorios el Bitcoin es o será reconocido como un método de pago legal.