La mayor agencia de investigación del gobierno de Australia ha publicado dos informes enfocados en tecnología de blockchain.

Los dos informes reflejan el objetivo de la investigación llevada a cabo por Data61, la filial de innovación de Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO). Uno de ellos se enfoca en cuatro posibles escenarios para la adopción de la tecnología de Blockchain en Australia, mientras que el otro se centra en las oportunidades y riesgos para la tecnología en distintas áreas de aplicación, incluyendo registros del gobierno y cadenas de suministro en el sector agricultor.

El gobierno de Australia ha tomado una posición proactiva con respecto a esta tecnología, emitiendo la declaración de una política de alto rango la pasada primavera. El mes pasado, el gobierno hizo bien en su promesa de dirigir fondos públicos con propósitos mas “malignos” al desarrollo de Bitcoin y otras monedas digitales.

El gobierno calificó la publicación como una forma de proveer información a organizaciones del sector público y privado que puedan estar explorando o probando las cadenas de bloques.

“Le dará guía a los que hacen las decisiones en los negocios y gobiernos en temas que necesitan considerar a la hora de desarrollar un sistema que utilice tecnología de Blockchain. El reporte demuestra que los beneficios de esta tecnología pueden ser grandes- obteniendo ganancias de la productividad, seguridad y eficiencia”

Data61 también hizo varias recomendaciones a los creadores de políticas y regulaciones. Uno de los aspectos claves de estas recomendaciones era el de “implementar regulaciones y políticas tecnológicamente neutrales”, lo cual es algo que los actores de la industria han estado pidiendo.

La organización también pidió mas recursos para investigación y desarrollo de las cadenas de bloques, así como “guía indicativa sobre suficiente evidencia para aceptación de regulaciones en un sistema basado en blockchain”.