El nuevo presupuesto de Australia eliminó el impuesto de monedas digitales por cuestiones de bienes y servicios (goods-and-services tax, GST).

Esta eliminación, anunciada hoy por el Departamento del Tesoro de Australia, termina por fin con una controversia que ha durado años. Los consumidores se topaban con impuestos a la hora de comprar monedas digitales y también a la hora de venderlas.

El gobierno comenzó a realizar investigaciones al respecto a mediados de 2015 y esta eliminación llegó días luego de que las autoridades reafirmasen su promesa para resolver el problema. Si el nuevo presupuesto es aprobado, entraría en vigor a partir del día 1 de Julio, según el Departamento del Tesoro.

El gobierno de Australia destacó que el nuevo presupuesto “facilitará que operen nuevos e innovadores negocios de monedas digitales.”

Publicidad

Las autoridades revelaron su plan de eliminar el cargo de los GST de las monedas digitales el año pasado, como parte de sus intenciones con la tecnología financiera.

El presupuesto también incluye soporte para un programa acelerador de tecnología financiera. El objetivo, según el gobierno, es el de proveer un periodo de dos años para que las nuevas empresas del ramo prueben los productos financieros en un ambiente controlado, una estrategia que un número importante de gobierno y bancos centrales en el mundo han perseguido en meses recientes.

“Requerimientos para la protección de los consumidores estarán disponibles para proteger a los consumidores incluyendo obligaciones de préstamos, los mejores intereses, y la necesidad de una compensación adecuada y arreglos para la resolución de disputas,” habló al respecto el Departamento del Tesoro.

Aunque no fue parte del anuncio de hoy, Australia también está apuntando a cambios en las regulaciones para las aplicaciones de cadenas de bloques.