Alice Charity, una plataforma de cadenas de bloques del Reino Unido especializada en caridades, anunció un esquema prototipo para financiar caridades a través de cadenas de bloques.

La plataforma, la cual usa contratos inteligentes para liquidar pagos a las donaciones caritativas una vez que cumplan objetivos específicos, está realizando las pruebas con St Mungo’s, una organización caritativa para personas sin un techo.

Alice Charity comenta que la tecnología de las cadenas de bloques se necesita urgentemente en esta área, la cual está perdiendo “confianza” de donadores, quienes no pueden verificar cómo se gastan sus contribuciones.

Raphaël Mazet, CEO de la empresa, dijo en un comunicado de prensa el martes:

“El sector caritativo está atravesando una crisis de confianza pública. Queremos solucionar eso ayudando a organizaciones como St Mungo’s, quienes tienen un compromiso con la transaparencia, a que recauden más fondos para sus increíbles obras.”

Publicidad

La implementación de la tecnología trabajaría de tal manera que los fondos se mantendrán dentro de la base de datos de Alice Charity hasta que demuestren que están cumpliendo con las metas propuestas.

Debido a esto, los contratos inteligentes permiten que el los datos de desempeño puedan ser “completamente auditables” en una plataforma “segura y extremadamente de falsificar o hackear,” según el comunicado.

“Este prototipo nos da más flexibilidad que los medios convencionales,” comentó la directora ejecutiva de recaudaciones de fondos de St Mungo, Rebecca Sycamore.

“Estamos muy satisfechos en ayudar a probar esta innovativa plataforma de financiación, trabajando con Alice Charity y socios de Westminster y la Greater London Authority.”

No es la primera vez que se usa tecnología de criptomonedas para el sector caritativo. Sin embargo, no han habido muchos avances en la materia, principalmente sólo se ha aprovechado de la posibilidad de simplificar los trámites al saltarse el uso de instituciones financieras convencionales, operadores cambiarios y bancos.