Según registros públicos, el banco central de Australia se encuentra trabajando en diferentes iniciativas enfocada en la tecnología de cadenas de bloques.

En un informe sobre su trabajo con la infraestructura de mercado financieros, el Reserve Bank of Australia reveló que había conformado un grupo interno de trabajo “para considerar las implicaciones de la tecnología”, aunque sin especificar cuándo fue creado el grupo.

Las investigaciones están siendo llevadas a cabo en un entorno en donde tanto los sectores públicos como privados de Australia se encuentran interesados con las cadenas de bloques. AUSTRAC, una de las autoridades financieras dentro de la nación, inauguró un grupo para la innovación en marzo pasado para enfocarse en parte en experimentos con diferentes usos de la tecnología. Ese mismo mes, el gobierno australiano autorizó fondos para ayudar a desarrollar estándares en el campo de esa tecnología. También el jefe de regulaciones de seguridad se empeñó en impulsar la participación de las empresas trabajando con la tecnología.

Aunque lo más interesante es que el banco central de Australia se encuentra comprometido con muchos trabajos de diferentes institutos y organizaciones.

Entre los más importantes está el Council of Financial Regulators, un grupo para los organismos de regulación financiera de Australia, el cual “se encuentra examinando DLT y sus implicaciones”. Más aún, el banco central de Australia se encuentra realizando labores con el grupo de naciones G-20 para la aplicación de posibles normativas a las tecnologías financieras.

Que el banco central de Australia se encuentre realizando sus propias investigaciones y trabajos no es sorprendente, considerando que el presidente del banco central de Australia en 2015, Glenn Stevens, diese a entender que la institución se encontraba interesada en aprender más de esa tecnología.

A principios de año, el gobierno australiano comenzó a evaluar si sus autoridades financieras, incluyendo al banco central, tenían jurisdicción alguna sobre el bitcoin.